Ciclos Formativos

La empresa Deloitte enseña SCRUM con LEGO al alumnado del Ciclo de DAM

Alumnos de 2º DAM asistieron a un taller dedicado al método  SCRUM  organizado por la empresa Deloitte. El comienzo del taller fue una breve explicación sobre la metodología de trabajo “Agile” que consiste en eliminar las jerarquías en el desarrollo de proyectos y las limitaciones a los trabajadores, dándoles libertad de autogestión y organización de los grupos que conforman el proyecto y promoviendo la confianza y desarrollo personal de los involucrados. Insistieron en que el método SCRUM se basa en el apoyo de cada participante en los demás, en la importancia de los diferentes roles que conforman los grupos de trabajo (Product Owner, Scrum Master, Product Developers, entre otros) y cómo cada uno de ellos debe cumplir su papel y ser autocrítico en su aportación al grupo.

A continuación comenzó el reto de LEGO. Dividieron a todos los participantes en grupos y se eligió el Scrum Master de cada uno. El reto consistía en construir una ciudad de LEGO entre los 3 grupos, propiciando así el trabajo en equipo. El Scrum Master pudo ejercer sus roles y se aplicó el concepto de sprint. Al final de cada sprint los Scrum Masters y los Product Owners se reúnen para comentar como va el desarrollo del proyecto, si han podido completar todas las tareas asignadas, los problemas que han tenido y si se añaden nuevos requisitos o tareas al proyecto.


El reto de verdad era que no se disponía de fichas suficientes para construir todo lo que se pedía, el tiempo era muy escaso y, lo peor aún, los Product Owners incluían nuevas exigencias al proyecto a mitad de un sprint. De esta forma analizaban si los miembros de los grupos eran capaces de organizarse para cumplir con lo que se pedía, se incitaba a la creatividad y autoanálisis de cada persona para entregar algo funcional que contentara al Product Owner y sobre todo, saber decidir si las nuevas exigencias pueden ser cumplidas y saber decir no a lo que no se puede. Hay que tener en cuenta que antes de empezar con un proyecto ya se estudian los requisitos y exigencias del producto y todo lo que se añada después son extras no contemplados.


“Como comentario personal he de decir que la mejor forma de aprender algo es con la práctica y este taller aporta una experiencia única para ver de primera mano un ejemplo real de uso de SCRUM con la particularidad y originalidad de construir una ciudad con Lego.


La experiencia sirve también para ver uno mismo como encaja o que posición puede ocupar en el desarrollo de un proyecto común y, sobre todo, ser responsable de realizar y completar unas tareas sin jefes encima, aprendiendo a autogestionar los tiempos y siendo crítico con uno mismo para saber cómo puedes ayudar al grupo. 

Gracias por la oportunidad de poder participar en este taller”. Samuel Reyes.

“Fue una actividad muy bien planteada, muy bien pautada. Se pudo resumir en poco tiempo la esencia y los elementos de las metodologías “Agile” y además cooperar con otros institutos en un ejercicio didáctico y divertido de como sería la puesta en marcha de un proyecto usando SCRUM como forma de trabajo.

En definitiva una jornada muy dinámica y entretenida de una forma de trabajar muy interesante y que llevan a cabo cada vez más empresas del sector”, Víctor Duarte.

“Me pareció interesante. Vimos cómo se usa SCRUM en la práctica y fue una experiencia muy útil”. Ignacio Fernández.